LA MALINCHE

sábado, 15 de julio de 2017

El odio de la oligarquía y las embajadas imperiales en contra del IAPI [Instituto Argentino de Promoción del Intercambio]


Martin Ayerbe:· La columna de Martín Ayerbe en Hamartia AM740. ELMA XXI, Transporte Estatal Multimodal.:
Tanto fue el odio de la oligarquía y las embajadas imperiales en contra del IAPI [Instituto Argentino de Promoción del Intercambio], que la fusiladora del ’55 lo destruyó dos veces, para que no queden dudas. La idea central era que el comercio exterior lo ejerciera el país y no los intereses particulares. Su complementariedad con una flota mercante, capaz de importar y exportar desde y hacia cualquier punto del mundo, preocupó a las 5 hermanas [Bunje y Born, André, Dreyfus, Cargill, Continental] que operaron a través de las embajadas [EEUU, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Francia], logrando su moderación primero y su total disolución después. Por lo tanto, corresponde hoy plantear:
#1. El comercio exterior argentino evade sistemáticamente el aporte a las cajas del estado. Las multinacionales y su subordinada Sociedad Rural Argentina liquidan a su antojo las divisas del intercambio en la banca privada.
#2. Por medio de la sobrefacturación de sus importaciones gira divisas a sus casas matrices e infla sus costos para encubrir sus verdaderas ganancias. Compra caro.
#3. Por medio de la subfacturación de sus exportaciones deprime sus verdaderas ganancias y cede divisas a sus casas matrices a través del comercio [tradings, brokers, shipping, etc.]. Vende barato.
#4. Hace falta un IAPI XXI que termine con estas prácticas corruptas al tiempo que legales. En el capitalismo nadie va contra las ganancias privadas. Es imperiosa la creación de un sujeto político estatal para realizar el intercambio desde una sola ventanilla.
#5. Hace falta una ELMA XXI para garantizar el vínculo sano con el resto del planeta, el flete marítimo es el eslabón estratégico del comercio exterior.
#6. Hace falta un Peso Argentino Inconvertible [PAI] para aislar a la corrupción internacional, quien se posiciona en dólares se posiciona en los EEUU.
#7. De la misma forma que con las rentas financieras, no reconocemos renta ninguna del capital.
#8. Siendo nuestros recursos naturales ajenos al trabajo humano y un bien común del Pueblo Argentino, tampoco admitimos renta alguna sobre los mismos.
#9. Sí reconocemos el trabajo humano como único valor de los bienes y servicios que produce.
#10. En el Socialismo del Siglo XXI, la única que vende y compra es la Argentina, no las multinacionales.
Lo primero que sucederá es que importadores y exportadores quedan aislados del acceso a las divisas extranjeras y subordinados al tipo de cambio que establezca la autoridad competente. Todas sus ganancias y su acumulación se harán en moneda local y, a menos que las inviertan rápidamente, quedarán expuestos al riesgo inflacionario (como todos esos pobres a los que detestan). De esta sencilla manera, la oligarquía terrateniente y la Unión Importadora Argentina UIA, en vez de estar a favor se ponen en contra de la inflación y presurosas por invertir. Así, el poder de la Nación se sobrepone al de las multinacionales y sus actores locales

No hay comentarios.: